Porno Maduras

Al trabajar en la noche como musico, uno tiene la posibilidad de conocer a muchas mujeres bonitas en especial turistas, pero esa noche el inslito pedido de un matrimonio para que le brindara clases particulares a su explendida esposa, me descoloco ya que no daba clases de piano.Lo que no sabia yo es que la seora ademas de las clases, deseaba tambien alcanzar algn postr grado en placer y maneras de gozar.

El otro da llego a mi casa, mi hermana, a la cual hace tres aos que no vea, me visitaba con su hija Silvina de 18 aos de edad recin cumplidos, haban realizado el viaje solo ellas dos, el motivo del viaje era que mi hermana quera reunirse con sus ex compaeras de la Universidad.

Be Sociable, Share!